Transparente, translúcido y opaco

      En estos meses hemos ido aprendiendo los colores tal y como les hemos mostrado. No obstante, un día nos surgió una duda: ¿de qué color es el agua? Unos dijimos que es blanca y otros que es azul. Como no había acuerdo, hemos puesto un bote con agua en la alfombra y preguntamos de qué color es. 

     Lo curioso fue que el agua cambiaba de color en función del color del suelo donde estaba colocada: azul, naranja, amarilla, verde, rosa… Descubrimos que se puede ver todo lo que haya a través de ella. Por eso descartamos que fuera azul o blanca, pero ¿de qué color será? No sabíamos responder. Entonces, Susana, para ayudarnos un poco nos planteó la siguiente pregunta: ¿hay algún otro elemento de la clase que sea del mismo color? Buscamos y buscamos. Finalmente, un compañero dijo que la ventana era igual. Lo comprobamos, pusimos objetos detrás del cristal y se veían perfectamente. Con ayuda (tenemos solo 3 añitos), llegamos a la conclusión de que el agua no tiene color, pues nombramos todos los colores que conocemos y la maestra los anotó. Luego preguntamos si el agua era de alguno de esos colores, entonces el agua, ¿tiene color? Nos quedamos dudando y, finalmente dijimos que no.

    A los pocos días, jugamos con estas tres láminas que trajo Susana a clase: una transparente, otra translúcida y otra opaca.





   Fue muy divertido ver a través de la ventanita y también ver las caras de los que miraban. 


      Una vez que las tres láminas pasaron por cada uno de nosotros, tocaba pensar: ¿cuál es igual que el agua?  Al principio algunos dijeron que la translúcida y otros que la transparente, así que hubo que recordar que era igual que el cristal y que se veía todo muy bien a través de ella. Finalmente y de forma unánime, dijimos que era igual que la lámina transparente. Por tanto, el agua es transparente.


   Algunos pueden pensar que es mucho más sencillo decir a los peques que el agua es transparente y no dedicarle tanto tiempo para descubrirlo. No obstante, en esta actividad tan compleja, los niños han pensado mucho, han intentado razonar, buscar elementos iguales para llegar a una conclusión por sí mismos... y tienen 3 añitos. Ellos plantean hipótesis, todas válidas siempre. Yo simplemente soy la que los guía a que construyan sus propios conocimientos, a que valoren si se han equivocado para que aprendan de sus errores sin miedo a equivocarse. 
   Pero sobre todo intento que piensen. Muchas veces en casa y en el cole les  damos las cosas hechas, es más fácil, pero, si se lo damos todo hecho, ¿cómo pretendemos que resuelvan un problema, que reflexionen sobre algo o que actúen de forma apropiada, si no les damos la oportunidad de que piensen y que se equivoquen?  La metodología en mi aula se ha basado siempre en el aprendizaje por descubrimiento mediante la experimentación, la reflexión, el análisis… en definitiva, intentamos que aprendan a aprender y eso es posible si trabajamos desde un perspectiva constructivista del aprendizaje (aunque yo prefiero llamarla socio-constructivista, ya que es imprescindible en mi metodología de aula el ámbito social para que se lleve a cabo esa construcción de sus esquemas mentales).
    Es impresionante ver la motivación que tienen cuando están intentando descubrir algo y sería triste no aprovechar esa sed de  aprender. Cuando uno construye su propio conocimiento es más difícil que se olvide. Quizás hoy ya no recuerden la palabra “transparente”, pero no era ese el fin de la actividad.

   Espero que les haya gustado.


Dos nuevos premios





Lo primero agradecer a Jose del blog unprofesoreneducacioninfantil.blogspot.com por acordarse de nosotros para darnos este premio "One lovely blog". Jose trabaja un montón para sus pequeños magos y le agradecemos que comparta su trabajo a través del blog.
También agradezco a la seño Ana que me ha otorgado el premio “dardos” y que, por cuestiones de tiempo, no he podido agradecérselo como merece. La seño Ana tiene un blog genial lleno de experiencias e ideas muy útiles para trabajar con los más pequeños: lascositasdelamaestraana.blogspot.com

Ahora toca hacer lo propio y contestar a las preguntas formuladas.


PREGUNTAS

Sería, sería… ¿qué sería?…

1. Sería fantástico… poder seguir disfrutando con mis peques mientras les enseño cómo abrir las puertas para conocer el mundo que les rodea hasta que ellos la puedan abrir por sí mismos.
2. Sería divertido… ver el mundo desde el punto de vista de los niños, debe ser divertido porque ellos lo pasan en grande.
3. Sería aburrido… dejar de innovar, hacer siempre lo mismo y de la misma manera.
4. Sería posible… aprender cada día.
5. Sería imposible… aburrirse en este trabajo.
6. Sería verdad… el tiempo y dedicación hacia nuestro trabajo.
7. Sería mentira… decir que nuestro trabajo no da frutos.
8. Sería genial...que se valorara la labor de los profesores.
9. Sería horrible... trabajar desganados.
10. Sería impresionante... tener que emplear el tiempo extra en los niños y no en tanta  burocracia.
11. Sería utópico... que familias, maestros, el Gobierno y sus administraciones lucháramos por un fin común: la educación integral de nuestros niños, pues en nuestras manos están estos peques que son el futuro.
Los premiados... Todos mis blogs amigos, realmente si los sigo es porque me interesa mucho su trabajo y quiero aprender de ellos.
Gracias por compartir.

Taler de magia: descubriendo el color naranja

   El otro día en clase, el Hada nos dejó un bote con agua escondido para que experimentáramos con él. Lo pusimos en la alfombra y dijimos que era transparente (otro día compartiremos con ustedes las actividades en las que jugamos y conocimos los conceptos: "transparente", "traslúcido" y "opaco").
   Sabíamos que íbamos a hacer magia, pero no teníamos ningún pañuelo mágico. Por tanto, la encargada del día nos cedió su chaqueta y le pusimos polvos mágicos de nuestros bolsillos.




Dijimos las palabras mágicas, pero el bote no se movió como otras veces y el agua seguía ahí... ¿Qué nos falta? "¡La varita mágica!" exclamaron algunos compañeros. 

"¡Abracadabra! ¡Pata de cabra!" Todos soplamos y, de repente, empezó a moverse un poquito. Poco a poco, el bote mágico se movía más y más rápido, tanto que Susana tuvo que sujetarlo y ¡casi se cae al suelo de todo lo que se movía! Nos reíamos un montón mientras nuestra maestra intentaba sujetar ese bote travieso. De repente... se paró y todo volvió a la calma. Pusimos el tarro en el suelo y levantamos con cuidado. ¡Tachánnn! ¡Magia! El agua había cambiado de color, ¡ahora era naranja! Aplaudimos con entusiasmo y asombro. 

Posteriormente, cada uno cogió el tarro mágico y buscó un objeto de la clase que también fuera naranja.




   Con este juego me gusta presentar los colores, ya que es una actividad muy atractiva para ellos y motivadora. Además aprenden de sus compañeros que ya conocen el color, nunca soy yo la que les dice qué color es, normalmente hay alumnos que ya lo conocen. La última parte en la que se busca o se nombra  un objeto de la clase de ese color los ayuda a interiorizarlo mejor.
  Pero sin duda, lo que más me gusta de esta actividad es ver la cara de los niños, la espera impaciente, la expresión de sorpresa máxima, de felicidad, la risa cuando el bote empieza a "moverse" descontroladamente... En definitiva, lo que más me hace disfrutar de mi profesión, son esos ratitos diferentes  y divertidos lleno de espontaneidad, de risas, de sorpresas... compartidos con los niños que tanto quiero. Esos momentos de juego y sonrisas sí que están llenos de magia para mí.



   Si desean ver más actividades como esta, pueden acceder a los siguientes enlaces:

COLOR ROJO en 3 años: 
http://aulainfantil-susana.blogspot.com.es/2013/09/hacemos-magia-descubrimos-el-color-rojo.html

COLOR AZUL en 4 años (al final de la entrada): 
http://aulainfantil-susana.blogspot.com.es/2011/10/que-vienen-las-brujas.html

COLOR ROSA en mixto de 4 y 5 años: 
http://aulainfantil-susana.blogspot.com.es/2011/01/la-magia-del-rosa.html

COLOR VERDE (distinto) en 3 años: 
http://aulainfantil-susana.blogspot.com.es/2014/01/taller-de-magia-descubriendo-el-color.html

Más actividades del taller de magia para todas las edades: 
http://aulainfantil-susana.blogspot.com.es/search/label/Magia

Más actividades de colores para 3 años: 
http://aulainfantil-susana.blogspot.com.es/search/label/Colores%20%28actividades%29

Aprendiendo a recortar

En este segundo trimestre ya estamos lisos para coger las tijeras... eso sí... con mucho cuidado. A algunos nos costaba un poco abrir y cerrar las tijeras, pero nos viene bien trabajar con este material para desarrollar la musculatura de la mano, la coordinación óculo-manual, la progresiva precisión en los movimientos, la concntración... Lo hemos pasado muy bien recortando papeles de colores en pequeño grupo y con ayuda de nuestra maestra, no queríamos que se nos acabara el tiempo.



    Al final, pegamos los diferentes trozos de papel de colores en un barco que nos quedó muy bonito. Aquí les mostramos más imágenes.

Descubriendo el tesoro... ¡Las regletas de Cuisenaire!


   Hace unos meses, el Hada nos trajo un nuevo regalo: se trata de un material distinto a los conocidos. Al verlo, especulamos sobre lo que podría ser... La mayoría coincidimos en que eran juegos de construcción. Más adelante aprenderemos sus usos y disfrutaremos aprendiendo con ellas. De momento, Susana nos ha presentado el material. Se trata de un tesoro muy valioso que le regaló su abuelo, por tanto, tenemos que cuidarlo mucho.

   ¿Qué queremos hacer con estas regletas en la alfombra? "¡Un castillo!","¡una casa!", propusieron algunos, "¡un dinosaurio!"...

    El primer día hicimos la casa y el castillo. Fue divertido encajar piezas, ver cuáles caben, cuáles son demasiado grandes... Así comparamos tamaños, repasamos los colores, aprendemos a distribuir elementos en el espacio, a estimar, a construir y sobre todo a utilizar nuestra imaginación.


   ¡Qué lindo el castillo! Créanme que esto fue pura casualidad, estábamos viendo las partes del castillo: las almenas, las ventanas, la puerta... cuando un compañero dijo: ¡le falta una escalera! Nuestra maestra vio un mar de posibilidades de inmediato y comenzamos a construir la escalera. Fue genial.

    Empezamos por el peldaño más pequeño, comparando tamaños: primero la blanca, luego la roja... y así sucesivamente hasta llegar a la naranja. A veces nos equivocábamos en la estimación, por ejemplo: "creo que después de la amarilla viene la azul", pero enseguida comprobamos y nos dábamos cuenta que cabía mejor la verde oscura...  En clase se nos da siempre la oportunidad de equivocarnos, de expresar nuestras teorías por disparatadas que parezcan. Y así vamos construyendo nosotros mismos nuestro aprendizaje: explorando, comparando, expresando hipótesis, compartiendo ideas, equivocándonos...  
    Esta es la escalera del castillo que hicimos a base de ensayo-error y que nos quedó genial.


Exploramos con las regletas

   En las mesas hemos ido manipulando este nuevo material tan divertido y con tantas posibilidades. Lo pasamos muy bien y tenemos que cuidarlo mucho, que es el tesoro de nuestra maestra.




¿Dónde las guardamos?

 ¡Hada, necesitamos tu ayuda!
  No teníamos una caja donde guardar las regletas, así que escribimos una nota en la pizarra al hada. Somos unos escritores. La verdad es que redactamos nosotros la carta y Susana la empezó a escribir, pero luego continuamos nosotros... ¿la podrá leer el hada?

   Al día siguiente, encontramos en la alfombra una caja para guardar nuestro material nuevo.



¡Gracias, hada!


Para los padres y las madres:

Las regletas de Cuisenaire son juegos de manipulación matemática utilizado en la escuela, así como en otros niveles de aprendizaje e incluso con adultos. Se utilizan para enseñar a una amplia variedad de temas matemáticos, como las cuatro operaciones básica, fracciones, área, volumen, raíces cuadradas, resolución de ecuaciones simples, los sistemas de ecuaciones, e incluso ecuaciones cuadráticas.

En el sistema, hay 10 regletas de 1 cm (blanca) a 10 cm (naranja). A las regletas de igual longitud se les asigna el mismo color.
Las regletas de Cuisenaire siguen este sistema:


REFLEXIONES

   En las actividades realizadas en estos días hemos trabajado múltiples aspectos:

   - Colores (diez distintos).
   - Comparar tamaños.
   - Ordenar de mayor a menor y viceversa diez elementos con ayuda.
   - Desarrollamos la capacidad de imaginación.
   - Aprendemos a distribuir elementos en el espacio de forma ordenada.
   - Comparamos iguales y distintos.
 - Planteamos hipótesis y comprobamos posibles errores, llevando a cabo así un aprendizaje constructivo.
   - Explorar de forma libre las posbilidades que nos plantea el nuevo recurso.
   - Fomentamos el trabajo en equipo.
   - Valoramos las aportaciones de nuestros compañeros.
   - Trabajamos la escritura de una forma motivadora y con una funcionalidad, en este caso escribir una carta al hada. No estamos con el clásico "Mi mamá me mima", sino que escribimos algo útil que realmente queremos y que nos motiva. Así aprendemos la utilidad del lenguaje escrito como una forma de comunicación.
   - Repasamos las formas geométricas: para el tejado hay que hacer un triángulo, las ventanas cuadrados, el castillo es un rectángulo...

   Todo esto con una gran motivación, en eso se basan nuestras sesiones de Educación Infantil: aprender jugando.