Llegan las espadas

  Después de todo el proceso de  investigación que llevamos a cabo y después de escribir la carta, al fin tenemos noticias de la fábrica de espadas de Toledo. 
  Tenemos la suerte de contar con una compañera de Infantil que ha trabajado en Correos y nos ha traído a la clase un gran paquete que le había llegado. 
  Los niños de su tutoría (4 años) estaban tan intrigados que vinieron a nuestra clase también para ver qué contenía aquella caja. Gracias maestra por ayudarnos.




   Impacientes, abrimos la caja y ¡TACHÁN! Las espadas ya están aquí.



  A continuación las contamos para ver si había 22. Todo correcto, ahora toca decorarlas a nuestro gusto.

  Ahora toca decorarlas a nuestro gusto en el rincón de la plástica, así que ¡A divertirse!



  Ya están listas nuestras espadas, el último día de cole nos las hemos llevado a casa junto con el parche que hicimos: ¡somos unos auténticos piratas!

  





Pedimos las espadas: escribimos una carta

   Lo primero que debíamos hacer era redactar en gran grupo la carta para que todos participemos y sepamos lo que le queremos pedir a la fábrica de espadas.

   Empezamos con un saludo: ¿cómo podemos comenzar? Susana iba registrando lo que decíamos para tener bien guardada nuestra idea original. Nos ayudó haciéndonos preguntas como “¿quiénes somos?”,” ¿qué queremos que nos traigan?” porque somos muy pequeños y es nuestra primera carta. La respuesta de “¿quiénes somos?” no tiene desperdicio; la maestra esperaba que contestáramos algo así como “los niños y niñas de 3 años”, pero la respuesta fue sorprendente “somos los piratas”, además lo dijimos muy convencidos. Por supuesto que así se quedó en la carta final =)

¿Cuántas espadas queremos?
   Ha llegado la hora de hacer el pedido, pero no sabemos cuántas espadas queremos. Algunos dijimos que “muchas”, otros que siete por lo menos, pero queríamos una para cada uno (evidentemente hicimos la comprobación para ver si realmente necesitábamos siete, ya saben que todas nuestras teorías son igual de importantes siempre).
 ¿Cuántos somos en total? No sabíamos bien, así que nos contamos, pero faltaban algunos compañeros que están enfermos. ¿Cómo podemos contarnos a todos? Tras mucho pensar, una niña dio con la clave: “contamos las fotos como cuando pasamos lista”. Ella misma se encargó de contar, contamos hasta 22 nada menos, así que ya sabemos, hay que pedir 22 espadas.





 Una vez hecha la redacción, nos disponemos a escribir todos una misma carta. Esto requiere una atención individualizada en el rincón, pero merece la pena porque aprendemos con mucha motivación. Poco a poco hemos escrito la carta, todos, absolutamente todos hemos escrito algo, así es “más nuestra”.



   Ahora hay que escribir la dirección en el sobre. La cogimos de la web y buscamos el código postal real de Toledo. La maestra también nos dijo cuál es nuestro código postal y que hay que escribirlos para que llegue sin ningún error a su destino.



Ahora el remitente y el sello.


Pues ya está… ahora ¡a esperar!




   Todos los días preguntamos impacientes que cuándo van a llegar las espadas y Susana no sabe, dice que eso lo sabe el señor Zamorano. Así que un día decidimos llamarlo para confirmar y ver cómo va el proceso. Susana apuntó el número del señor Zamorano en la pizarra y nosotros lo marcamos en el teléfono de Susana. Llamamos de verdad y hablamos con él. La maestra puso el modo “manos libres” y todos interactuamos con él. Aprendimos también la importancia de guardar los turnos porque nos dimos cuenta que cuando hablábamos todos a la vez, el señor Zamorano no nos oía bien (hubo un diálogo después de la llamada).  Nos dijo  que como eran muchas espadas, habían tardado un poco, pero que ya las habían enviado por correo, así que llegarían pronto. 

  Desde aquí agradezco a nuestros “señores Zamorano” particulares que nos han hecho este favor de atendernos. Tanto al que estuvo disponible al teléfono, como al otro señor Zamorano que ayudó a la maestra a hacer las espadas de cartón. También agradecemos a una maestra que ha estado siempre en nuestras aventuras, Bea, que nos ha dado materia prima para elaborar las espadas. Gracias a los tres.

   ¡Falta poco para que lleguen! ¡Qué nervios!

Espadas piratas

   Leyendo el libro “Cómo convertirse en piratas en 7 días” hemos dialogado sobre las espadas. ¡Todos queríamos una!
   El maestro de 3 años B entró en clase un momento, escuchó nuestros comentarios y nos dijo que las espadas las fabrican en Toledo. Fue un comentario improvisado sin más, pero estábamos tan motivados que nos metimos en un nuevo proyecto: teníamos que pedir esas espadas. Pero tenemos que pensar cómo hacerlo.



   A continuación, Susana dibujó un mapa de España en la pizarra. Vimos dónde vivimos nosotros y entre todos escribimos “Tenerife” y “Toledo” en su lugar correspondiente. Pero… ¡está muy lejos! 


   También vimos que hay mar por medio.
    ¿Cómo podemos comunicarnos con Toledo? Estas fueron nuestras respuestas. ¡Genial!

   Sólo nos queda una duda: ¿cómo llegará la carta y cómo nos llegan las espadas? Nuevamente reflexionamos y respondimos muy bien. ¡Qué campeones!



Buscamos en Internet
 Ahora tenemos que escribir la carta, ¿pero a qué fábrica la pedimos?
 Había que investigar,así que escribimos en Google las palabras clave: “FÁBRICA DE ESPADAS DE TOLEDO”.





Elegimos un enlace y pinchamos sobre él y...¡listo! Ya podemos escribir la carta a la fábrica Zamorano.

   Como ven, somos todos unos piratas investigadores.



      En este espacio quiero compartir con ustedes el momento en el que, de manera inesperada surge un nuevo proyecto o una pequeña investigación en clase. Es el instante en el que, como digo yo,  “se enciende la chispa” y hay que aprovecharlo. Estábamos hablando de espadas piratas y el compañero vino a darme un recado, simplemente comentó que las espadas se fabrican en Toledo y se fue. A raíz de ahí me empezaron a preguntar qué es Toledo. Estábamos a final de curso, en las tres últimas semanas de clase, pero no me pude resistir a desaprovechar esa motivación que les surgió. Se me ocurrieron mil ideas y tan solo fui guiándolos para llevarlas a la práctica, nunca instruyendo, sino dándole las herramientas para que lleguen ellos solitos. No les dije: “vamos a escribir una carta, copien esto” (yo no soy muy partidaria de copiar). Lo que hacemos es formular preguntas como:
¿Dónde está Toledo?
¿Podemos ir en coche a Toledo y pedir las espadas?
¿Entonces cómo las podemos pedir?
¿Y Cómo llega la carta hasta Toledo?
¿Dónde podemos encontrar la dirección de una fábrica de espadas?
¿Cómo empezamos la carta?
¿Qué les queremos pedir?
¿Cómo sabremos cuántas espadas queremos?
   Llegamos al mismo fin, escribir la carta (no copiada, por supuesto), pero lo realmente importante es el proceso de investigación y de fomentar el razonamiento y el pensamiento autónomo, la creación de hipótesis… Me he sentido muy orgullosa de estos peques de 3 añitos, me han demostrado que son unos campeones.

Además con todo esto hemos trabajado el interés hacia la lectura, el vocabulario, la ubicación geográfica de Tenerife en el mapa, la iniciación en el uso de las nuevas tecnologías, la escritura en distintos formatos… Espero que les haya gustado, espero que lean la carta, no tiene desperdicio… 

Cómo convertirse en piratas en 7 días

     Desde el CEP Tenerife Sur Abona ha llegado a nuestra clase esta maravillosa sorpresa envuelta en papel de regalo. Un maravilloso libro titulado "Cómo convertirse en pirata en 7 días".

   En él encontramos información y curiosidades de los piratas. Además nos dice todo lo necesario para poder convertirnos en un auténtico pirata: parche, vestimenta, catalejo, mapa, bandera, espada… Cada día leíamos una página distinta con mucha ilusión.
Y de ahí surgió otro nuevo proyecto: pedir espadas piratas.

Aquí les mostramos otros libros que hemos utilizado en este proyecto:

  • "Tierra a la vista, Señor Coc": un cuento con pop ups y unas ilustraciones llenas de detalles de los que hemos sacado muchísimo partido. Nos ha venido genial para nuestro proyecto.





  •  "Una fabulosa aventura de piratas": un compañero ha traído este estupendo libro de su casa para compartirlo con nosotros y lo hemos pasado genial con la historia.



 ¡Hasta pronto!

En busca del tesoro

   El otro día nos hemos encontrado con esto en el cole, ¿quieres saber cómo lo hicimos? Lee muy atentamente.

   Hace unas semanas, recibimos una notita sorpresa de mano del loro Pascual.



   Se trataba de una carta donde el pirata nos pedía ayuda para buscar su tesoro perdido.
Recordemos que Malapata es un pirata con muy mala suerte. Entre otras aventuras perdió su tesoro y nunca nadie lo ha vuelto a encontrar. Nos ha escrito para pedir nuestra ayuda (pincha en la imagen si quieres leerlo).

     ¡Gracias loro Pascual! Nos has dado una gran noticia. Tenemos una misión, Malapata nos necesita, pero… pronto nos dimos cuenta que nos faltaba un mapa para buscarlo. Igualmente fuimos entusiasmados a la clase de 3 años B a mostrarles la nota que nos dejaron. Pero ellos también tenían algo que contarnos… Malapata también les había hecho una visita a ellos y les había dado este mapa del tesoro.

¿Dónde estará el tesoro? Los maestros de 3 años leyeron la nota y nos mostraron el mapa. Necesitábamos las dos cosas para comprender la misión y trabajar en equipo. En él se ve un recorrido y una X que marca el lugar donde se oculta el tesoro.

      Dijimos que, según el mapa, el tesoro está en el parque. Vimos la secuencia, el camino que teníamos que seguir en el mapa desde nuestras clases, pasando por el patio grande hasta llegar al parque. 
     Todos los niños y las niñas de 3 años fuimos a buscarlo con mucha cautela, en fila y calladitos por si había algún pirata que nos descubriera. Nuestras caras reflejaban mucha emoción, incluso nervios.
  En cuanto llegamos al parque, empezamos a buscar y finalmente lo encontramos, ¡al fin conseguimos el ansiado tesoro de Malapata!

 

   Por supuesto, nos repartimos el botín entre todos los piratas: monedas de chocolate, ¡qué rico!



   Desde aquí agradecemos al maestro de 3 años B por ayudarnos, por hacer todo más divertido y darle ese toque de emoción a nuestros juegos piratas. Le agradecemos también por colaborar y participar con tanto entusiasmo en este gran proyecto. ¡Gracias maestro!