Nuestra gran aventura: la mejor manera de aprender la metamorfosis de la mariposa

   En esta entrada, vamos a compartir con ustedes una de las aventuras más apasionantes que hemos vivido últimamente. La maestra de 4 años B nos trajo un día una planta que comúnmente se le llama “algodoncillo”. Pero esa planta venía con sorpresa: una pequeña oruga habitaba en ella. 
También había dos capullitos verdes y dorados, pero no le hicimos mucho caso, nos encantó la oruguita que no paraba de comer hojas de aquella planta. No nos cansamos de observarla con la lupa. Nos llamó la atención que parecía que tenía dos cabezas: una a cada lado del cuerpo.  Entre todos, decidimos ponerle un nombre y, entre todas las propuestas, nos gustó mucho “Colorín”.


   Nosotros buscamos en Internet los cuidados que requería la planta del algodoncillo y medimos la cantidad de agua que necesita. También buscamos información sobre las orugas: había muchas distintas, pero la nuestra era inconfundible con sus colores amarillo, negro y blanco.
   Vimos la película de Little Einstein “Un traje nuevo” que nos encantó: observamos en el vídeo cómo la oruga se convertía en crisálida y finalmente en mariposa. ¡Colorín era una mariposa bebé!



  Un lunes, descubrimos que una de las crisálidas verdes había cambiado su color: era transparente, se había roto y estaba vacío. Teníamos que pisar con mucho cuidado, pues la mariposa podría estar en cualquier lugar. En la hora del recreo, algunos la vimos volando: era naranja y negra con puntitos blancos.

  Entre tanto, Colorín, se había cansado de comer y estaba colgada boca abajo.

   Al día siguiente, Colorín ya era una crisálida. A los niños de la clase de 4 años B le habían nacido dos mariposas y estaban en la planta colgadas intentando separar sus alitas. Disfrutamos observándolas, se le movían las antenas y eran preciosas. Agradecimos mucho que nuestros compañeros compartieran sus mascotas con nosotros.

   Leímos el cuento: “La pequeña oruga glotona” que nos encantó.


   Estábamos contando los días para que Colorín saliera de esa crisálida. Hasta que un día sucedió. Un lunes encontramos a Colorín colgada en su algodoncillo y a otra mariposa un poquito mayor posada en una flor de adorno y volando de un sitio a otro.

 
   Esa mariposa pronto se fue, pero Colorín aún estaba recién nacida y, como ya sabemos, las mariposas necesitan separar sus alitas y adaptarse a su nueva forma. De pronto, a lo largo del día, Colorín comenzó a volar, pero se posaba rápido y a veces se chocaba. Tuvo un pequeño accidente que dañó una de sus alas y ya no podía volar, pobrecita.

    Con mucho cuidado, la maestra la cogió y la puso  en una casita. Decidió levarla a su casa para cuidarla. Los días que estuvo allí, Susana le grababa vídeos  para que nosotros los viéramos al día siguiente. Tuvimos que investigar qué comen las mariposas para poder darle comida.
 A los dos días, ya estaba mejor y Colorín volvió a nuestra clase en un tarro de cristal comiendo naranja con su espiritrompa.


   Desde que llegamos, la vimos y decidimos que era hora de ponerla en libertad, pues ya había volado por la casa de Susana.
   Así que fuimos al huerto de nuestro cole, junto al girasol que habíamos plantado.


Nos pusimos alrededor y fuimos pasando el tarro para que todos nos pudiéramos despedir  de Colorín. Unos le decían que se cuidara mucho las alas, otros que disfrutara de su libertad, otros que no la iban a olvidar nunca. Fue muy bonito porque nos daba pena, pero sabíamos que era lo mejor para ella. Así que la dejamos volar mientras gritábamos de forma espontánea: “ ¡adiós Colorín!”.

   Hace ya unas semanas de esto y aún algún niño de la clase asegura que ha visto a Colorín cuando va al parque con su familia. ¡Una experiencia increíble!

   Si te interesa leer más información sobre la mariposa Monarca, pincha sobre ella.




    Para los niños y para mí ha sido toda una experiencia. Haberla tenido en clase es la mejor manera de aprender la metamorfosis de la mariposa. Además, se trata de la mariposa Monarca, especie que se encuentra en peligro de extinción y haberla cuidado y haber contribuido con un granito de arena a que esta especie sobreviva, nos llena aún más.
   La motivación e implicación de los niños fue asombrosa. Investigaron con muchas ganas. Aquí les muestro una pequeña parte de lo que hemos trabajado con esta experiencia.

  - Los insectos: sus características (número de patas, ojos compuestos, antenas...)
  - La metamorfosis de la mariposa vivenciada día a día mediante la observación directa.
  - Fomentar la responsabilidad a la hora de cuidar una planta y un animal.
  - Actitud de respeto hacia la naturaleza.
  - Valoración de la importancia de cuidar el medio ambiente para evitar que las especies se extingan.
  - Partes de una mariposa.
  - Peculiaridades de la Mariposa Monarca (fascinantes).
  - Números del 1 al 6 (juegos contando patas en una presentación PowerPoint elaborada.
  - Visualización de vídeos y juegos tic relacionados con las mariposas.
  - Secuencia temporal y números ordinales.
  - Lectoescritura.
  - Respeto a la libertad de los demás, aunque no siempre nos guste (un ejercicio de desapego precioso).

   Si te interesa eta experiencia, no lo dudes, planta un algodoncillo en tu jardín y ayuda a perpetuar la especie de la mariposa más especial de todas.

Juegos online de plantas y flores

En esta entrada queremos compartir con ustedes unos juegos tic online gratuitos muy interesantes sobre las flores. Ya conocemos algunos de ellos, pero otros no se pudieron abrir en clase. Están en inglés, pero son bastante sencillos. Sólo tienes que pinchar en la imagen para jugar. Esperamos que les gusten.

Este juego es muy divertido y nos permite plantar la semilla que queramos, ponerle abono e irla regando. Podemos plantar seis variedades distintas: girasol, rosa, sandía, tomatera...


Este juego es bastante sencillo y hemos jugado en clase también. Nos gustó mucho.


En este otro tenemos que manejar el ratón para poder regar las flores y que crezcan.


Diseña tu propio jardín y aprende a cuidar la naturaleza.


Este divertido juego nos ayuda a manejar el ratón ya que debemos hacer cantar a los girasoles.


¡A jugar!

Entre las flores

Hoy hemos observado varias flores para ver sus partes. Antes de comenzar, debemos decirles que dos de las flores han sido aportadas por la familia de una niña de la clase. ¡Muchas gracias!

      Esta flor nos vino muy bien que la trajera esta niña porque se ven perfectamente los granitos de polen, al igual que los estambres en los que diferenciamos el filamento de la antera a la perfección.
 



       Las hemos comparado, hemos visto sus similitudes y las diferencias entre ellas y nos ha encantado tener la posibilidad de observar, tocar, oler… estas plantas.

      Hemos diferenciado por los colores las distintas partes de la última flor (quizás la más sencilla de ver) y lo hemos plasmado en este formato que nos ha quedado precioso.






Plantas que curan: huele a... ¡menta!

    A nuestra clase ha llegado esta planta.

    La hemos observado y tiene un aroma curioso. Uno a uno fuimos a olerla y dijimos a qué nos olía: a pasta de dientes, a menta, a pizza, a chicle… Buscamos los ingredientes vegetales que suele llevar una pizza y buscamos en Internet qué era la albahaca y el orégano, pero no se nos pareció a nuestra planta, así que lo descartamos pronto. Luego vimos que algunas pastas de dientes llevan menta, al igual que algunos chicles que saben a menta. Así que solo nos quedaba buscar la planta de la menta a ver si se era igual a la nuestra… ¡Y así fue! Tenemos que cuidar bien esta plantita (aunque hay una oruga que nos lo está poniendo un poco difícil).
   Investigando, hemos descubierto que la menta es una planta que ayuda a nuestra salud, es como una medicina y tiene muchas propiedades beneficiosas:
     - Es buena para curar los síntomas de la gripe (mucosidad, fiebre, tos…)
     - También ayuda a aliviar el dolor de barriga porque reduce  la irritación intestinal y favorece la digestión.
     - Se utiliza para sanar heridas y picaduras de insectos.

   Pronto aprenderemos a preparar una infusión de menta. De momento, hemos deshojado un poco la plantita (cada uno le ha quitado una hoja) y estamos secándolas en periódicos para que se deshidraten.

   Pronto les contaremos cómo nos ha salido la infusión.


   

DÍA DEL LIBRO

   Este año, por el día del libro, cada clase ha elaborado un pequeño cuento inventado por los peques para finalmente hacer un libro de cuentos y leerlo en el salón de actos.

   Nuestra historia inventada se titula "La flor triste" y aquí les mostramos unas imágenes del cuento.