Flores de colores (experimento con claveles)

Cada jueves dedicamos tiempo para investigar y hacer experimentos científicos. El de hoy ha sido genial.


 En la asamblea hablamos de las partes de la planta y para qué sirve cada una. Empezamos por las raíces y dijimos que servían "para que la planta no se caiga ni se la lleve el viento" y "para que le legue el agua y la comida". Recordamos cuando estudiamos el cuerpo humano que aprendimos que los nutrientes llegan a todo el cuerpo a través de la sangre; fue entonces cuando nos planteamos, ¿cómo llegan los nutrientes hasta la flor si entran por la raíz? Susana no nos respondió y nos dejó con la duda para que seamos nosotros mismos los que descubramos la respuesta.
Así que a continuación nos tocaba el tallo, ¿para qué servirá? Dijimos que sirve para que se mantenga derecha la flor porque si no estaría en el suelo y a nadie se le ocurrió ninguna otra función. Susana nos enseñó un trozo de tallo cortado: ¡tiene líquido por dentro! Todos nos dimos cuenta. Entonces Susana nos preguntó: ¿cómo ha llegado hasta ahí ese líquido? Nos quedamos pensando con bastante curiosidad. ¡Es el agua!- contestó uno de nosotros. Bueno, puede ser y... ¿de dónde vino el agua?, ¿cómo llegó hasta ahí? ¡POR LA RAÍZ! Nos dimos cuenta nosotros solitos, tan solo guiados por las preguntas de la maestra que cada vez nos lo pone más difícil. Además, una compañera ha dicho que es como nuestra sangre que va por las arterias y las venas y que el tallo seguro que también tiene unos "tubitos". ¡Genial! vamos a verlo. Observamos una hoja y nos dimos cuenta que, efectivamente, la compañera tenía razón, hay unas ramificaciones en las hojas.

Pues bien, para comprobar esto y ver cómo se alimenta una planta, en la misma asamblea hemos comenado un experimento. Susana nos trajo más de 30 claveles blancos. Cogimos 3 vasos transparentes y los teñimos con titna de rotulador: uno verde, otro rojo y otro azul.

A continuación hemos repartido las flores en los vasos y especulamos sobre lo que podría ocurrir.


 Al ratito ya empezamos a ver algunos cambios en las flores.

Al finalizar el día nos llevamos la gran sorpresa: los claveles eran de colores. ¡Parecía magia! Pero es ciencia. Así descubrimos que los nutrientes van por el tallo para llevarlos junto con el agua a toda la planta, de ahí que la flor cambiara de color.





¡Qué bonitas! Cada uno de nosotros miramos un trocito de pétalo en el microscopio y vinos unos puntitos que Susana nos dijo que son las células que nosotros también tenemos muchísimas pero que son tan pequeñas que no se piueden ver ni con la lupa, pero con el microscopio sí. ´


Al final cada uno de nosotros ha elegido una flor y nos la llevamos a casa. ¡Qué contentos nos pusimos!


Esperamos que les haya gustado nuestro experimento tanto cmo a nosotros. ¡Hasta la próxima!