La Ratita Presumida

   Con mis peques de 3 años que ahora van a 2º (qué grandotes ya) trabajamos el cuento "La Ratita Presumida" con motivo del día del Libro. Todo el ciclo le dedicamos un tiempo para trabajarlo en el aula, aunque cada una a su manera y a su nivel. Hicimos cómics, obra de teatro y hasta un libro, sí , sí, escrito por mis chiquitines de 3 años. 




   Esta es la memoria que hice del proyecto, espero que les guste:

Los niños y niñas de 3 años C, hemos trabajado el cuento de “La ratita presumida”. Nos ha gustado tanto y nos lo hemos pasado tan bien aprendiendo que queremos compartirlo con ustedes.

La maestra nos contó el cuento de “La ratita presumida” en clase mientras nos enseñaba las viñetas. A continuación nos hizo preguntas:
- de comprensión (¿qué animales querían casarse con la ratita?)
- razonamiento (¿por qué la ratita no compró golosinas?) 
- imaginación (¿se hubiera casado con un elefante?, ¿qué hubiera pasado si se casara con el gato?).

JUGAMOS ORDENANDO
Luego enumeramos las viñetas. Más tarde, los niños cerrábamos los ojos y la maestra cambiaba las viñetas de orden, o quitaba una. (Les dejo todas las viñetas aunque con los peques de 3 se pueden reducir, ya que son muchas)






                                
               

                Más tarde, dramatizamos el cuento nosotros y lo pasamos muy bien disfrazados e imitando los sonidos de los animales. Nuestra pequeña ratita estaba preciosa y muy metida en su papel. Como saben, no pongo fotos de los niños en el blog, pero fue muy divertido el teatro improvisado.

BUSCANDO A LA RATITA: VISITAMOS LA BIBLIOTECA

                 De repente, recibimos una llamada de teléfono: la ratita presumida estaba en apuros. Nos dijo que el gato se la quería comer y que estaba escondida en la biblioteca de Infantil. Entonces acudimos a su rescate. Visitamos la biblioteca y allí, sobre una mesita, nos había dejado una pista que decía: “Si de verdad me quieres encontrar, detrás del teléfono debes buscar”. Uno de los niños encontró el libro donde aparecía un teléfono y dentro del cuento había otra pista. Así una tras otra, encadenadas, en forma de rima y escondidas por toda la biblioteca. Finalmente, la más peque de la clase encontró la última pista que la llevó hasta la ratita y todos le dimos besos a la ratita que rescatamos al fin. 
     Aquí tienen las imágenes de la búsqueda y a la campeona cogiendo a la ratita. También tenemos fotos de abrazos a la protagonista del cuento.







     Para premiarnos por nuestro trabajo, le pedimos a la niña que la enontró que eligiera un libro y Susana nos lo leyó.
       Como ven, lo pasamos muy bien en la biblioteca.

      
TEATRO EN CICLO

     Las maestras de Infantil nos prepararon una preciosa obra de teatro del cuento que nos encantó. Nos reímos muchísimo y disfrutamos de este precioso cuento todos los niños de Infantil. Fue genial: la maestra Jésica era un gato, Emma el gallo, Maira el burro,Francis el perro, María José el ratón, Susana la ratita y Carmen la narradora.

      Fue muy divertido y nos encantó.





   Aquí tenemos a nuestra maestra Susana en clase, nos hizo mucha ilusión que fuera ella la Ratita. (Algunos peques de otras clases me preguntaban si yo era la ratita presumida de verdad).

       Gracias a todas las superprofes que compartieron con nosotros esta experiencia tan divertida y productiva. Lo pasamos muy bien en los ensayos, dedicándole tiempo extra fuera de nuestras horas lectivas, improvisamos, nos reímos y disfrutamos viendo las risas de los peques.
ESCRIBIMOS EL CUENTO

    Ahora nos toca a nosotros escribir la historia. Lo primero es redactarla, así que en la asamblea vamos construyendo el cuento con nuestras palabras y Susana escribiendo lo que decimos. A continuación había que escribirlo para hacer el libro y así lo hicimos entre todos escribimos la historia con ayuda. El método utilizado es fonémico  en este caso (dictado de sonidos de letras y ellos escribían). El resultado muy bueno para unos niños tan pequeñitos que se sabían ya muchas letras y su corrrespondiente sonido. Orgullosísima de mis niños. Miren qué bonito nos quedó.











                                         Y aquí tenemos la contraportada.

   ¿A que es genial? Trabajamos mucho en el cuento. Las imágenes en relieve las hizo la maestra. Un día, al llegar del patio, descansamos y... escuchamos un ruidito. Más tarde, un maestro entró en la clase con una caja grande que tenía un precioso lazo azul. Nos dijo que había visto a la ratita presumida y que le había dado esa caja para los niños de la clase de 3 años C. Intentamos averiguar qué había en esa caja. Al lado del lazo, nos dejó la siguiente notita:


¡Qué ilusión! ¡La ratita presumida nos había hecho un regalo! Cuando abrimos la caja, dentro había muchísimos libros (uno para cada niño) y un marcador en forma de lápiz que decoramos con gomets de colores.   ¡Qué semana del libro tan intensa y divertida! Hasta siempre, ratita.