Escribimos al pirata Malapata

   En clase nos dimos cuenta que nos hacía falta tener unos gorros piratas. La maestra ha aprovechado este interés para preguntarnos cómo lo podemos conseguir. Finalmente dijimos que nos los podría traer el pirata Malapata. Estábamos de acuerdo, pero ¿cómo le podemos decir a Malapata que nos traiga gorros de pirata? 
    Tras mucho pensar, una compañera exclamó: “¡Le escribimos una carta en la pizarra y cuando pase por aquí cuando nosotros no estemos, lo lee!”  Nos pareció una idea genial, así que hemos redactado (sin ayuda de la maestra) y escrito una nota a Malapata para pedirle unos gorros de piratas. Lo primero que quisimos (y salió de nosotros) fue darle las gracias por habernos prestado su barco en el que estamos viviendo miles de aventuras.



Al día siguiente, encontramos una adivinanza que decía:
“ Les he dejado una cosa
Debajo de la mariposa”.
¡Qué difícil nos lo pone este pirata! Finalmente, y tras buscar bajo muchas mariposas y utilizar la lógica varias veces, nos acordamos de “Mariposita”, seguro que estaba allí debajo. ¡Efectivamente! Encontramos muchos gorros piratas para jugar en nuestro barco.



Estamos muy contentos, pero nos falta la ropa, así que el pirata nos ha asegurado que si nos seguimos portando igual de bien, nos dará una ropa de pirata. ¡Qué bien! Con mucho entusiasmo y un poco de ayuda, hemos leído la nota que nos ha dejado

   La vestimenta pirata nos ha encantado. ¡Gracias, Malapata!



   Para no alargarme mucho, voy a resumir lo que hemos trabajado con esta actividad de escribir notas y leer las del pirata.
- Escritura: las notas las escribimos nosotros que ya conocemos los sonidos de las letras.
- Trabajo en equipo: escribimos entre todos y ayudamos al compañero si lo necesita .
- Gratitud: trabajamos la gratitud agradeciendo siempre lo que nos regala el pirata.
- Importancia de funcionalidad comunicadora de la escritura: escribimos algo con sentido y con un fin, además redactado por nosotros.
- Favorecemos la reflexión: al pensar cómo podemos redactarla y al resolver la adivinanza que nos suele dejar el pirata.
- Motivación hacia la lectoescritura: estamos entusiasmados porque escribimos al pirata y él nos contesta, nos motiva la situación, cada vez que nos escribe nos ponemos muy contentos.
-Fomentamos la iniciativa y la autonomía: no se les ha dicho lo que deben hacer ni cómo hacerlo, simplemente los hemos guiado para que lo hagan ellos solos. Ej.: Aprovechando que los niños quieren tener atuendo pirata y piden gorros, se les plantea la pregunta "¿cómo podremos conseguir un gorro pirata?" A partir de ahí surge el resto con propuestas e ideas consensuadas. 

¡Hasta la próxima aventura, piratas!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...