Ir al contenido principal

NUESTRO RINCÓN PIRATA. La importancia del juego simbólico

   Como muchos sabrán, los niños y niñas de 3 años estamos llevando a cabo un proyecto sobre los piratas llamado "En busca del tesoro". 
   Todo empezó por un cuento en el que descubrimos la historia del pirata Malapata. Tenía tan mala suerte que todo le salía mal: perdió su tesoro y no lo ha encontrado. Pronto dijimos que queríamos ayudarle, pero para ello necesitamos convertirnos en piratas... Y para ser piratas necesitamos muchas cosas: un barco, un catalejo, ropa de piratas, parches, garfios, mapa del tesoro... 
     Malapata nos puede ayudar a convertirnos en piratas, así que nos hizo un barco enorme para jugar dentro en el rincón del juego simbólico. Un día al llegar al cole vimos el barco pirata y nuestras caritas no podían dejar de reflejar asombro y alegría. ¡Mirad qué bonito nuestro nuevo rincón de juego!






Lo que más nos gusta es coger el timón como auténticos capitanes piratas. El timón nos encanta, ¡gira de verdad! A babor y a estribor, vamos surcando los mares.


Más detalles de la isla pirata




      No se imaginan lo bien que lo pasamos jugando a ser piratas en el rincón.


     Todo buen pirata tiene un nombre peculiar, nosotros también estamos creando el nuestro inventándolos solitos. Ya tenemos varios: uno es Barbablanca, otro es el Capitán Pie de Espada, otra  niña es la pirata Buchona, otro el pirata Cincodedos... Cada uno elige el suyo y las respuestas son muy originales.

     El barco está muy bonito, pero en la asamblea hemos planteado dialogar sobre lo que le falta al barco. Así que observamos bien y dijimos varias cosas: un mástil, la vela, un ancla... Habrá que pedírselo poco a poco al pirata Malapata (con las cartas al pirata estamos muy motivados por la lectura y la escritura).


Así, nosotros le vamos pidiendo cosas y Malapata nos las va dando mediante pistas como esta: 
 Pronto trajimos la caja de las regletas y allí estaban los parches. Los contamos y comparamos. Por supuesto los pusimos en el rincón de los piratas para jugar con ellos.

Incluso Nuba quiso ponerse uno.


LA IMPORTANCIA DEL RINCÓN DEL JUEGO SIMBÓLICO
    Todos los rincones del aula de Infantil son muy importantes. En nuestra clase tenemos cuatro:

   - El rincón de las construcciones: aquí trabajamos principalmente actividades manipulativas, de seriación, construcción, lógica-matemática, clasificación, habilidades motrices...
  - El rincón del trabajo individual: un espacio que requiere tranquilidad y concentración, en él realizamos un aprendizaje más individualizado, realizamos fichas, jugamos con los nombres...
  - El rincón de la plástica: como su nombre indica, en él trabajamos la expresión artística, la creatividad, aprendemos técnicas plásticas que requieren determinadas habilidades (hacer bolitas de papel, rasgar, recortar...)
 - El rincón del juego simbólico: juego de roles, se desarrolla la función simbólica en los niños.

    No diremos que uno de ellos es más importante que otro, todos lo son. El rincón del juego simbólico lo es y mucho. Tristemente, en algunas aulas el rincón del juego simbólico tiene una función de "descarga" para que los niños se entretengan sin necesidad de tener al adulto al lado. No obstante, no es esa la función de este espacio. En este rincón, los niños y las niñas aprenden a vivir en sociedad a través de este tipo de juego. En él desarrollamos un juego de roles, aprendemos a relacionarnos, a dejar de jugar en paralelo (juntos pero cada uno a lo suyo) para jugar en grupo imaginando que somos papá, mamá, bebé, médico, dependiente de supermercado... 
   Pero en este juego simbólico trabajamos muchas más cosas aparte del mero simbolismo: cuando un niño juega a poner la mesa, no sólo está aprendiendo a ayudar en las tareas de casa, sino que está ordenando los elementos en el espacio, está realizando una correspondencia uno a uno (un elemento para cada persona). También se trabaja la empatía,  la coeducación , la colaboración, la expresión (oral y corporal), la atención y comprensión, el diálogo... y todo esto es gracias a la interiorización de los diferentes roles. Por supuesto que no debemos olvidar que los peques, donde más adquieren la rutina de recoger en el cole es en este espacio, además que se reparten tareas a la hora de recoger y saben que no se deben distraer porque disponemos de un tiempo determinado para ello.

   Es cierto que muchos de los niños de tres años no saben jugar por sí mismos y el juego simbólico los ayuda a dar libertad a estos niños para dejar de lado los posibles bloqueos y liberarse expresando sus emociones a partir de jugar a ser determinado personaje. 

   Durante todo el curso hemos tenido la casita en el rincón del juego simbólico (es lo clásico que tienen las aulas durante todo el periodo de Educación Infantil). El poner un nuevo rincón como este de los piratas en el aula no tiene un objetivo meramente de motivación (que también). Nos está sirviendo para que esos peques menos maduros a los que aún les cuesta jugar en pequeño grupo, los que aún juegan en paralelo y también los más tímidos, se integren en este juego. Al cambiar el rincón por completo y todos sus elementos, convirtiéndolo en un nuevo espacio de juego e interacción, por un lado los motivamos dando ese empujoncito que les hace falta y además ahora juegan a otra cosa porque cambian los roles. Ahora son piratas, improvisan historias nuevas mientras juegan (desarrollando así la imaginacion, la trama de una historia, la secuencia), inventan aventuras (con tiburones, de búsqueda del tesoro...), emplean nuevo vocabulario y expresiones propias de estos personajes: "izad las velas", "giramos a babor", "préstame el catalejo"... Están muy motivados y eso los ayuda a soltarse un poquito más. También respetan los turnos y se organizan ellos para cambiar de personaje (todos quieren ponerse al timón).

  En definitiva, lo que quería transmitir con estas reflexiones es que está bien que los niños tengan sus ratos libres en los que jueguen a su modo, pero el rincón del juego simbólico como yo lo entiendo, va mucho más allá del entretenimiento.
 
Haz clic en la siguiente imagen para continuar surcando los mares con nosotros.

Entradas populares de este blog

El monstruo de colores: trabajamos la educación emocional

Tras haber visto y trabajado estos años con los peques varios libros de educación emocional, sin duda me quedo con “El monstruo de colores”, un libro estupendo para los niños y niñas de infantil que les ayuda a identificar sus emociones de una forma muy visual. ¡Al fin lo tengo!
    Pues bien, este curso voy a trabajar este libro con mis pequeños duendecillos y llevaremos a cabo un pequeño proyecto anual de educación emocional en el que trabajaremos a diario. Debo agradecer a mi gran compañera Bea que es muchísimo más que “la maestra de Religión” y que quiere tanto a estos niños que sin ella no hubiera sido posible llevar esto a cabo. ¡Mil gracias!      De momento les vamos a poner unas imágenes de lo que hemos hecho hasta ahora.  Y como toda historia tiene un comienzo.
    Hace unos días, llegó esta sorpresa a clase.

   La maestra nos lo leyó y nos gustó mucho ver al monstruo hecho un lío y luego de cada color. Posteriormente dialogamos sobre las diferentes emociones que aparec…

ALAS DE COLORES (PROYECTO MARIPOSAS)

En clase ya hemos terminado de aprender cositas sobre los girasoles, ahora toca estudiar los animales, por lo que, debemos elegir uno para investigarlo a fondo. Susana nos ha ayudado un poco y nos ha elaborado una presentación Power Point sobre los animales y su hábitat. Vimos más de 100 animales en movimiento y lo pasamos en grande con la actividad. No obstante, no nos aportó información, simplemente nos mostró imágenes de muchos animales para que no se nos quede ninguno a la hora de proponer y elegir.
Hicimos varias propuestas: caballo, colibrí, orca... Pero finalmente y casi empatada con el colibrí, ganó la mariposa.
   A continuación conectamos con los conocimientos previos; dijimos que tienen alas con líneas, tienen una lengua larga, y le gustan las flores. Las hipótesis que expusimos fueron que las antenas son los ojos, que parece que tienen un pincho y que comen flores. Por último, queremos aprender por qué le gustan las flores, de qué están hechas las alas, para qué sirven …

Quiero ser... ¡ASTRONAUTA! (proyecto)

Tenemos una misión muy importante: durante esta unidad didáctica vamos a ser astronautas, pues así lo hemos elegido y tenemos que investigar el espacio.

   Todo comenzó én la asamblea, empezamos hablando de las profesiones, de los trabajos de los papás, de los médicos, de qué les gustaría ser de mayores... y a un compañero de clase se le ocurrió decir que quiere ser astronauta. A todos nos encantó la idea, así que Susana, que tenía la unidad didáctica enfocada de otra manera, tuvo que hacerla de nuevo porque nos vio tan entusiasmados que sintió que debía aprovechar esa motivación tan grande que teníamos por conocer el espacio.
   En seguida empezamos a hacer preguntas bastante elaboradas.

¿Cuántos planetas hay en el Sistema Solar?
¿Los extraterrestres existen?
¿Por qué hay rocas en el espacio?
¿Dónde se va el Sol cuando es de noche?
¿La luna se mueve?
¿Por qué a veces la luna se hace más pequeña?
¿Qué máquinas hay fuera del planeta? (refiriéndose a los satélites)

Cualquier niño d…