El huevo perdido: actividad de motivación e iniciación al proyecto

   Todo comenzó con este anuncio que encontramos por los pasillos cuando regresamos del recreo.


  ¿Un huevo perdido?,  ¿ en nuestro cole?  Los dos grupos de 5 años decidimos ir en busca del huevo, pero primero pensamos en grupo dónde podría estar: unos dijeron que en el patio, otros que en el jardín porque a los dinosaurios les gustan mucho las plantas, otros pensaban que podría estar en el huerto.
   Por el camino, nos entusiasmamos muchísimo, buscábamos en los baños, en las papeleras (por si acaso), en el aula de Psicomotricidad. Preguntamos a los profes que nos encontrábamos por el camino, pero nadie había visto el huevo.  
   Finalmente fuimos al huerto y ahí estaba.

  Nos alegramos mucho, lo observamos, lo tocamos… pero nos surgieron muchas dudas: ¿cómo habrá llegado hasta allí?, ¿qué dinosaurio habrá dentro?, ¿saldrá el dinosaurio?, ¿existen los dinosaurios?
   Las respuestas fueron muy diversas y curiosas: habrá estado enterrado todo el tiempo y no lo sabíamos, se le habrá perdido a la mamá, los del museo habrán venido al cole y se les ha olvidado…  Creemos por unanimidad que el dinosaurio que hay dentro del huevo es el de la foto, esa es su mamá. Ahora toca averiguar cómo se llama. De momento lo hemos intentado sin éxito.

   Como tenemos tantas cosas que aprender, necesitamos ayuda de expertos que nos resuelva nuestras dudas. Una de las compañeras nos ha dicho que hay un museo de dinosaurios, que ella lo ha visto desde la autopista y todos rápidamente han propuesto ir. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...